C.FORMACIÓN ASTROLÓGICA

VII

 

=========================================

1. DICCIONARIO ASTRONÓMICO – ASTROLÓGICO.

2. ARTÍCULOS DE “SPICA”.

3. BIBLIOGRAFÍA ASTROLÓGICA.

==============================================

1.

DICCIONARIO ASTRONÓMICO-ASTROLÓGICO

 

PREFACIO

Entre las distintas acepciones hemos optado por la de prefacio y no por la de prólogo, solo debido a ciertos pequeños matices. En general prólogo o preámbulo, se define como la descripción breve de un tercero (a petición del autor) o que el mismo autor hace sobre su libro, como una “vista previa al todo”, como una sinopsis de la obra, lo cual no parece el caso.

Prefacio, aunque en principio es sinónimo de litúrgico, también es la introducción de un libro, pero al mismo tiempo es como parte del libro, en la que se citan los antecedentes, el entorno, y haciendo hincapié en el tiempo que se ha escrito, por lo que creemos se ajusta más a nuestro caso.

Una anécdota, que no recuerdo donde he leído, puede ser propia de esta introducción o prefacio. Albert Einstein, en el cenit de su gloria, impartía clases en la Universidad de Prínceton, en el transcurso de una conversación alguien hace alusión a cierta ecuación termodinámica; un profano culto y deseoso de saber le pregunta ¿Quiere decirnos el enunciado de esa ecuación? Respuesta de Einstein, “pues mire no lo recuerdo”. ¿Es posible? le replican con cortés extrañeza. A lo que como aleccionadora y definitiva respuesta Einstein comenta. ¿Y para que necesito recordarlo, si está en los libros?

Estupenda respuesta para grabar en algunos centros de enseñanza de nuestro país, donde pululan los opositores a cátedras o a notarías, y para conocimiento de los eruditos de concursos televisivos. Anécdota que parece oportuna al inicio de un diccionario o de una enciclopedia.

Este diccionario, (pero al que también podríamos, en su ámbito astronómico-astrológico, denominar enciclopedia) fue editado inicialmente en 20 Capítulos en la Revista SPICA, es sin la menor duda único en su género. Por primera vez, en los tiempos que corren, unir de nuevo los conceptos Astronómicos y Astrológicos puede resultar molesto y estridente, para aquellos que se empecinan en despreciar aquello que ignoran, y lo subrayo, incluyendo miembros de ambos colectivos.

Nadie puede condenar algo por ignorancia pues la grandeza habla siempre de conocimiento, de lo contrario se abstiene de emitir juicio. En el mundo de la astrología no debes preguntar por el Almagesto, y en de la astronomía por el Tetrabiblos, por citar un ejemplo, sobre el parcial conocimiento que unos y otros tienen de Ptolomeo.

En las aproximadas 2.000 entradas de que consta este diccionario una amplia mayoría son conceptos científicos o astronómicos, otro porcentaje muy significativo son entradas que en su definición llevan intrínsecos conceptos astronómicos, mitológicos, simbólicos y astrológicos, y otro porcentaje importante de entradas hacen referencia a conceptos exclusivamente astrológicos.

Con frecuencia apreciaremos entradas que no podemos encasillarlas en esas tres divisiones y esa sin duda es la razón de ser de este Diccionario. Un diccionario enciclopédico, si ha de cumplir su misión principal, debe ser amplio, sin excesivos tecnicismos y al margen de cualquier condición, rigurosamente actual.

Todas las palabras han nacido alguna vez, un Jurista o un filósofo, que descubra de pronto la palabra “antimateria” la encontrará como un contrasentido. Pues bien, una brevísima inspección de este concepto actual, le permitirá orientarse con exactitud y una mínima suficiencia de uno de los más nuevos y fascinantes dominios de la física actual.

Muy a la ligera se pasa por alto que los notables, aquí citados, eran investigadores en astronomía y astrología como: Claudio Ptolomeo, Paracelso, Pitágoras, Kepler, Campanus, Tycho Brahe, C. Hayden, J. Flamsteed, Isaac Newton, etc. Todos ellos y otros muchos centenares fueron también estudiantes de astrología. No era una insignificante debilidad personal, como se suele hacer creer, sino la razón de ser de todos sus estudios consagrados al cosmos.

No puede tomarse a la ligera el talento de quienes desarrollaron la Astrología hasta su estado actual, aunque durante siglos la ciencia se burló de ellos.

La Astrología es en sí misma, la clave del conocimiento del Hombre y también del Universo que lo rodea. Desdeñar esta verdad, supone dudar de un conocimiento ancestral, el Saber Astrológico, producto del esfuerzo de sabios de todas las generaciones.

Muchos de los descubrimientos matemáticos, de trigonometría esférica, de geometría, de logaritmos, de estadística, sobrevinieron como resultado de la búsqueda de técnicas para la concreción de cálculos y cómputos astrológicos.

Estas 2.000 definiciones, tratan de cubrir la mayoría de los conceptos de este campo de astrología-astronomía. Desde objetos muy cercanos de nuestro Sistema Solar hasta otras estructuras más grandes y remotas del Universo.

Los términos y nombres que hemos incluido, varían desde los más sencillos y comunes entre los simpatizantes de la astrología o los astrónomos aficionados, hasta los utilizados exclusivamente por los astrónomos o astrólogos profesionales.

Hemos procurado utilizar el menor número posible de fórmulas y de abreviaturas pero no siempre ha sido posible, ya que ambos colectivos deben habituarse a convivir con ellas, para mejor comprensión de símbolos, ecuaciones, definición de las distancias en el cosmos, temperaturas, etc.

El símbolo* al final de un término cualquiera, indica que esa materia ya se ha definido anteriormente. Y por si el lector precisa en ese momento recordar su significado, puede entonces recurrir a su localización en este mismo diccionario, siempre en su orden alfabético.

Como puede suponerse las fuentes de donde emanan los contenidos de cada una de las entradas tienen fuentes muy diversas y enumeraremos en otro apartado, solo las más significativas, aunque en algunos casos hemos contrastado esas fuentes, escritas por personas cualificadas en cada materia concreta.

Lo que también incluye, datos actualizados del Cosmos a través de las últimas sondas espaciales.

En alguna referencia escrita se puede leer que “la astrología sin la astronomía es ciega” y que “la astronomía sin la astrología es plana”.

Cualquiera de los astrónomos-astrólogos citados anteriormente, y otros muchos, aceptarían de buen grado, que hoy, para escrutar y profundizar en los conocimientos de estas materias, se precisan conocimientos de Astrología, Astronomía, Cosmología, Biología, Matemáticas, Estadística, Informática, Meteorología, Psicología, Medicina o tantas otras áreas de conocimiento que no podemos enumerar aquí.

El objetivo ha sido desde un principio un libro de referencias básicas para cualquier persona deseosa de conocimientos de Astronomía y Astrología, integrando ambos conocimientos para no enfrentarlos nunca.

Ptolomeo hablaba recalcando con claridad, la importancia de una íntima comprensión de todas las leyes que controlan los movimientos y ciclos de los planetas que son sin duda la base de las interpretaciones astrológicas.

La Astrología como la Medicina o el Derecho, entre otras disciplinas, tuvieron y tienen sus charlatanes, leguleyos o farsantes, empleándolas con finalidades indignas. Son indignos de contar con el título de médico, abogado o astrólogo, son un descrédito para cualquier profesión. Pero eso tiene que ver con los médicos, no con la medicina; con los abogados no con la jurisprudencia; y con los astrólogos no con la astrología.

Los griegos procuraron la verdad, a través de una especie de filosofía, partiendo desde premisas deductivas para llegar a una conclusión. En la era actual, nada se acepta hasta que se demuestra visiblemente.

Ayer, los alquimistas trataban de transmutar un metal en otro, no lo lograron, pero con su fracaso nos legaron las bases de la química actual. Sucesivas generaciones se mofaron de su charlatanería; pero hoy la fisión atómica es un hecho contrastado.

Ciertos científicos no dudan en pronunciarse sobre sustituir el nombre de Astrología por el de Psicología Cósmica, y otros, por Ecología del Cosmos.

Si los físicos y los endocrinólogos unieran sus esfuerzos para seguir la trayectoria de los rayos cósmicos, y su reflexión sobre las superficies convexas de los planetas desde su origen, hasta las estimuladas glándulas endocrinas, el resultado sería: astrología.

Otros científicos no vacilaron en relacionar el ciclo de manchas solares con períodos de inquietud social y de fluctuación económica.

Es lógico preguntarse cual será su posición si se descubre una relación entre el ciclo de manchas solares y los ciclos planetarios que como sabemos son la base de la astrología.

Y finalmente mil gracias a todas aquellas personas que me han ayudado con sus conocimientos sabiduría y paciencia, a enmendar una y otra vez, los errores que he ido acumulando en el transcurso de la recopilación de todos los conceptos astronómico-astrológicos que aquí presento.

Barcelona 25 de Marzo de 2012

Juan José Blasco Ortiz

AFORISMOS y ASTROLOGÍA

---------------------------------------------------------------------------------------

AFORISMOS = PROVERBIOS = ADAGIOS: Libro del año 2000

---------------------------------------------------------------------------------------

“Lo más importante de nuestro Universo es que sea comprensible” Albert Einstein

“Los astros son innúmeros, al cielo no se le encuentra fin” Rosalía de Castro

“La ciencia es la clasificación sistemática de la experiencia” Ikbal Alí Shah

“Aun oímos los clamores de la ciencia: ¡Dadnos hechos, hechos, hechos! I. Goodman

"Quien busca la verdad debe poner más cuidado en destruir las ideas erróneas que en exponer las verdaderas". Cardano

“La ciencia sin la religión es plana. La religión sin la ciencia es ciega. La curiosidad tiene su propia razón de ser. Albert Einstein

“Toda la Sabiduría consiste en saber, que no se sabe, lo que se ignora. Cicerón

“De nada demasiado”. Aristóteles

“Cierra los ojos y verás” Joseph Joubert.

“La Luna y el amor cuando no crecen, disminuyen”. (Proverbio portugués)

“El Universo está donde estás tu”. Proverbio árabe

“Del oriente la luz, del occidente la ley”. Proverbio latino

“¿Qué soy cuando me comparo con el Universo? Ludwig Von Beethoven

“El Sol no se ha puesto aun por última vez”. Tito Livio

“Hay personas que empiezan a hablar, un momento antes de haber pensado”. Juan de la Bruyere

“Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento en cambiarlo” Benjamín Franklin

“El ingenio consiste, en apreciar el parecido de cosas que difieren entre sí, y la diferencia de cosas entre sí iguales”. Anne Loouise Germaine Necher

“Sábete Sancho…que no es un hombre más que otro si no face más que otro”. Miguel de Cervantes Saavedra.

“Cambiar de cama, cura la fiebre” Thomas Fuller

“Las religiones como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar”. Arthur Schopenhauer

“Una idea es un meteoro”. Víctor Marie Hugo

“El joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones”. Oliver Wendell Colmes

“La regla de oro es que no hay reglas de oro”. George Bernard Shaw

“Un pedante es un estúpido adulterado por el estudio”. Miguel de Unamuno

“Todo lo que dices habla de ti, especialmente cuando hablas de otro” Paul Ambroise Valery

“Hoy es siempre todavía”. Antonio Machado

“Un pintor es un hombre que pinta lo que vende; un artista en cambio, es un hombre que vende lo que pinta”. Pablo Ruiz Picasso.

“Lo que tenemos que aprender lo aprendemos haciendo. Aristóteles

“En la ruleta del cielo ruedan, giran los astros (vertiginosamente). Blas de Otero.

“Los telescopios se levantan y se pierden en la eternidad. El cielo se desnuda. Vicente Huidobro

Esta mañana, antes del alba, subí a una colina para mirar al cielo poblado. Y le dije a mi alma; cuando abarquemos estos mundos y el goce que encierran. ¿Estaremos al fin ahítos y satisfechos?. Y mi alma dijo: No, una vez alcanzados estos mundos proseguiremos el camino. Walt Whitman

…. que tú no sabes qué cosa sean coluros, líneas, paralelos, zodíacos, clíticas, polos, solsticios, equinoccios, planetas, signos, puntos, medidas de que se compone la esfera celeste y terrestre; que si todas estas cosas supieras, o parte de ellas, vieras claramente qué de paralelos hemos cortado, qué de signos y qué de imágenes hemos dejado atrás. (Don Quijote II, 29) Miguel de Cervantes Saavedra

Estrellas y planetas pasan sobre nuestras cabezas, pero cada cual les atribuye una importancia distinta. Unos son felices ignorando el Cosmos. Otros, más atentos a los cielos, exploran sus reinos y los hacen parte de sus vidas. Alan Dyer. Jeffkanipe

¿No sabes que el cielo y los elementos empezaron siendo uno y fueron separados entre sí por el divino artificio, para que pudieran darse nacimiento (vida) a ti y a todas las cosas? ¡Si tal cosa sabes, el resto no puede escapársete! Liz Greene

 

-------------------------------------------------------------------------------------------

Volver al inicio

------------------------------------------------------------------------------